Como ya hemos comentado en nuestros anteriores artículos publicados en nuestro blog, la Ley de la segunda oportunidad supone un mar de esperanzas para aquellos que se encuentran en una situación difícil a causa de las deudas. Sin embargo, hay un aspecto clave para que la aplicación de dicha ley pueda ser aún más eficaz y justa con los deudores: 

1) ¿QUÉ CRÉDITOS SON DE DERECHO PÚBLICO?

Son las deudas que las personas físicas y jurídicas tienen frente al ESTADO:

Relacionado con esta última tipología podemos encontrarnos, como ejemplo, con las deudas generadas por los préstamos ICO, una herramienta muy solicitada para afrontar las dificultades surgidas durante la pandemia del COVID-19.

2) LOS CRÉDITOS DE DERECHO PUBLÍCO EN EL TEXTO REFUNDIDO DE  LA  LEY CONCURSAL

Dispone el artículo 491.1 del TRLC que, cuando al perdón de las deudas se hubiera accedido por el régimen general (perdón inmediato), el beneficio de la exoneración se extenderá a la totalidad de los créditos insatisfechos, exceptuando los créditos de derecho público. 

Cuando al perdón de deudas se hubiera accedido mediante la aprobación de un plan de pagos (perdón diferido), el artículo 497.1. 1ª dispone que el perdón se extenderá a los créditos ordinarios y subordinados pendientes a la fecha de conclusión del concurso, excepto los créditos de derecho público.

En conclusión, el TRLC disponen que el perdón no alcanza a los créditos de derecho público.

3) ¿QUÉ DICEN LOS JUECES?

La sentencia 381/2019 del Tribunal Supremo estableció las pautas interpretativas para la exoneración del crédito público y nos dice:

      – Para la exoneración inmediata, si se hubiera intentado un acuerdo extrajudicial de pagos, habrá que haber pagado los créditos contra la masa y los créditos con privilegio general, y con respecto del resto, sin distinción alguna, el deudor quedará exonerado. Dado que los créditos públicos se clasifican en créditos: de privilegio general, ordinarios u subordinado, esta pauta interpretativa supone que una vez pagado el crédito público clasificado como privilegio general, el resto de créditos públicos clasificados como ordinarios o subordinados quedan exonerados (suelen ser el 50% o más del total del crédito publico).

      – Para la exoneración diferida, es decir la que está sujeta a la aprobación de un plan de pagos. Esta modalidad pretende facilitar el cumplimiento del requisito del pago de los créditos contra la masa y privilegiados con la finalidad de favorecer al máximo la concesión del perdón. Para ello se concede un plazo de 5 años y se exige un plan de pagos, que planifique su cumplimiento. Bajo esta modalidad, la exoneración alcanza a todos los créditos ajenos al plan de pagos, que afecta únicamente a los créditos contra la masa y los privilegiados. En consecuencia, el 50% o menos del total de los créditos públicos, clasificados como privilegio general, serán incluidos en el plan de pagos (en el supuesto que no se hayan podido satisfacer y acogerse en la modalidad de exoneración inmediata) y serán satisfechos en un plazo de 5 años en función de la parte embargable de los ingresos del deudor.

4) EL PERDÓN DEL CRÉDITO PÚBLICO EN EL FUTURO.

Tras la exigencia del Fondo Monetario Internacional (FMI) a España para que la ley dejara de privilegiar tanto a las administraciones públicas frente a otros acreedores, y a las puertas de la trasposición de la Directiva Europea sobre reestructuración e insolvencia, el Gobierno ya ha establecido en el artículo 16 del Real decreto Ley 5/2021 la siguiente disposición.

“Los créditos derivados de le ejecución de estos avales podrán quedar afectados por los acuerdos extrajudiciales de pagos y se considerarán pasivo financiero a efectos de la homologación de los acuerdos de refinanciación. Asimismo, si el deudor reuniera los requisitos legales para ello, el beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho se extenderá igualmente a los citados créditos”

Esta regulación implica que, las personas físicas empresarias, que tengan préstamos con avales del ICO, y que deban acogerse a la ley de la segunda oportunidad estos préstamos ICO serán perdonados (siempre que el deudor cumpla con la totalidad de los requisitos de la mencionada ley).

Por lo tanto, se observa que el legislador ya ha abierto un camino para el perdón del crédito publico, de momento con los créditos ICO, y quizá en un futuro próximo se extenderá a la totalidad de los créditos públicos.

5) PASOS A SEGUIR PARA CONSEGUIR EL PERDÓN DE CRÉDITO PÚBLICO

Como podéis ver el tema del crédito público es lo suficientemente complejo para que busquéis asesoramiento de expertos en la ley de la segunda oportunidad. ¡¡Contacta con Perdón de Deudas, podemos ayudarte!!

Contáctanos sin compromiso para solucionar tu situación

5 1 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments